Archivos para vida

Viento

Posted in Reflexiones with tags , , , , on 04 Ene, 2011 by shadark

Viento en mi cara. Con una rápida mirada, compruebo que mi espada está en perfecto estado. “De acuerdo, allá vamos”, pienso. Todos mis músculos en tensión, mirada fija al frente, preparado para saltar.

“Justicia y venganza, reparando el destino”

Con un salto me precipito hacia el frente, cargando sin mirar atrás. Combinando mi bendita justicia con mi maligna venganza, seré invencible.

Verdad y mentira, forjando el acero

Mientras que veo estas palabras en mi mente como si de imágenes se tratase, pienso en lo adecuado e inadecuado de su significado. Pues muchos filósofos y gente inteligente siempre predican acerca del bien, del mal, como dos cosas diferentes. Y yo me pregunto, ¿por qué esto tiene que ser así? ¿Acaso no hay bien y mal en todo lo que nos rodea? ¿Una mentira siempre es mala? ¿Una verdad siempre es buena?

“Honor e ira, empuñando la nobleza”

Pues el honor de haber recibido estas palabras corre por mis venas, pero es la ira la que me da fuerzas para recitarlas y luchar por ellas.

“Perdón y odio, limando las impurezas”

Nos han enseñado que es de humanos perdonar. Completamente cierto, pero aunque nadie lo quiera reconocer, hay veces que la única salida que tenemos es el odio, un sentimiento como otro cualquiera. En el equilibrio está la clave.

“Brillo y sombra, reflejando el mañana”

Vuelvo a mirar a mi espada. Brilla más que nunca, lo cual deja una sombra en el terreno que voy dejando a mi espalda. Alzándola, recito las últimas líneas mientras que doy los últimos pasos que me separan de mi objetivo.

“Fuego y agua, tierra y aire.

Bien y Mal, Luz y Oscuridad.

El Ocaso… está por llegar”

El viento sigue soplando. Con un salto y un grito que abarca toda la superficie frente a mí… comienza la batalla.

Sé que ganaré. No hay otro modo.

Puesto que allí detrás está mi meta, lucharé con todo lo que tenga para alcanzar la Sabiduría. No hay vuelta atrás. Si en algún momento una sombra de duda pasa por mi mente, el viento que tengo detrás se encargará de recordarme que solamente me queda seguir adelante.

¡Adelante!

“Justicia y venganza, reparando el destino.

Verdad y mentira, forjando el acero.

Honor e ira, empuñando la nobleza.

Perdón y odio, limando las impurezas.

Brillo y sombra, reflejando el mañana.

Fuego y agua, tierra y aire.

Bien y Mal, Luz y Oscuridad.
El Ocaso… está por llegar.”

Predestinación, camino y llegada.

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , on 17 Jun, 2009 by shadark

Lo primero es lo primero, un clásico:


Así me siento ahora. Con un camino ya trazado, por fuerzas superiores a las mías. Con la sensación de que haga lo que haga, siempre será para llegar al mismo lugar. Sin poder apartarme ni por un solo momento de eso que los mortales llaman destino. ¿Qué hacer? ¿Intentar resistirme a esa fuerza más allá de mis capacidades? ¿Sucumbir ante tal perversión del (supuesto) libre albedrío? No sé qué hacer. Me siento en el camino, me niego a avanzar y me pongo a pensar. En la futilidad de mis acciones.

Sin embargo… hay un resquicio. Yo solamente tengo indicada dentro de mí la meta a la que quiero llegar. ¿Vida eterna? ¿Muerte? ¿Algo terrenal? No sé, mi vista no llega a alcanzarla. Mis ojos solamente me dejan ver el camino que tengo frente a mí. Con curvas, giros, cruces, cuestas, pendientes… y gente. Más gente que recorre (mi) el camino. Unos pasan de largo, otros se paran frente a mí y me hablan. Unos son humanos, otros no dejan de ser espíritus, conciencias. Comparten sus vivencias, reales o irreales. Yo, al mismo tiempo, les hablo de mis ideas, proyectos, dudas, desconfianzas, malos recuerdos. Unos me obvian, otros se burlan de mí, y otros dicen que me comprenden y animan. Bastardos.

Pero los hay que me ayudan. Que se paran a oírme, sin abrir la boca una sola vez, y escuchan. Todo lo que tengo que decir, ya parezca una paranoia, alucinación; o bien sea una genialidad. Lo oyen todo, sin decir nada. Luego callan. Y piensan.

Entonces es cuando ellos hablan. Y a mí me llega el turno de oírles. Y de ellos siempre aprendo algo. Ya sea para bien o para mal, sus palabras rebosan sabiduría. Quizás a otros mortales estas palabras les parezcan algo distinto, pero en el camino que ya llevo recorrido he aprendido que hay que ver más allá de las circunstancias (o normas impuestas) que se aplican en lo que se conoce como mundo real.

Me levanto, les doy las gracias, y sigo mi camino. A veces me vuelvo a encontrar con ellos, y volvemos a hablar. Pero siempre es la primera vez, como si nunca nos hubiéramos hallado. Pues de esta manera puedo volver a oírlo todo desde el principio, y comprender mejor.

He estado mucho tiempo sin hablar con ninguno de ellos. Pero hoy, he mirado hacia un lateral, y he visto a uno de ellos. No me ha dicho nada nuevo, pero me ha ayudado a recordar que ellos existen. Y que cuando desee, con solo pensarlo, habrá alguno para hablar conmigo. Me encuentre en cualquier estado, piense lo que piense, sea para darme esperanzas o hacerme caer en la desesperación, habrá alguno.

Abro los ojos. Y sigo el camino. La meta está igual de lejos. Pero ahora veo que hay más caminos. Entre ellos hay dos que son comunes para todos los que transitan el sendero. Uno de ellos es el más corto. Se rumorea que en un instante ya has llegado a tu meta. Pero ese camino no tiene nada. Es una superficie infinitamente pequeña de un árido desierto intransitable. Todo el que pasa por ese camino, muere irremediablemente. Y luego está el camino más largo. Uno del que se dice que nunca llegas a ver la meta. Solamente unos pocos se atreven a transitar por él. Cuentan las historias que el que decide seguirlo, jamás llegará a su meta, pues cuando piensa que la ha alcanzado, ve que solamente ha recorrido un trecho. Y que, al final, las almas vagan eternamente por ese sendero, suplicando porque algún día llegue su meta.

Cojo mi mochila. Ciertamente, si la fuerza que me ha puesto en este sendero hace que me desvíe hacia uno de esos caminos, no me importa. Pero mientras que yo pueda decidir, tomaré el camino que crea necesario. Ni uno, ni otro, ni ninguno. Solamente el que yo quiera. Pues tengo la esperanza de que el libre albedrío existe. Aunque fracase, aunque caiga en el intento, debo seguir viviendo mi vida. Para así, algún día, llegar a esa meta. Y un instante antes de alcanzarla, mirar atrás, ver todo el camino recorrido, y decir: “Ha merecido la pena”.

Un saludo. Espero que nos veamos en el camino.

Olvido (otra palabra para decir Oblivion)

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , on 22 Mar, 2009 by shadark

En fin. Aquí ando, después de largo tiempo sin escribir. Muchas cosas han pasado ya, suspensos, alegrías, desengaños, paranoias y más cosas para las cuales no hallo palabras con las que describirlas.

Pudiera ser que estuviese muerto. Pudiese ser que hubiera olvidado este sitio. Incluso pudiera haber sucedido que un maléfico virus hubiese entrado en mi ordenador, impidiéndome el acceso a la página. Pero no. Fue, simplemente, vagancia. El problema viene cuando la vagancia conduce al olvido, como ha sucedido en este caso.

Mucho más no me queda por escribir. Comentaros como avance que es posible que mi vida cambie radicalmente esta semana, o al menos que de un paso cara adelante (o cara atrás, todo está por ver). La improvisación es la clave.

Os dejo esta canción, con la esperanza de que la disfrutéis tanto como yo estos días.

Un saludo afectuoso desde este pequeño rincón.

Ayer, hoy

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on 13 Nov, 2008 by shadark

AYER

HOY

¿Cómo debería sentirme mañana? ¿En qué momento mi vida ha experimentado un cambio tan radical como para poder pasar de oir una canción a oir otra? Quizás sean los recuerdos de la segunda… la nostalgia puede ser tan dañina y benigna a la vez como un antibiótico.

Mañana, posiblemente oiga otra canción distinta, o me dedique a escuchar una y otra vez la misma. De cualquier forma, seguiré viviendo.

O al menos esa es la teoría.

Hago una pequeña mención a esta también, gracias:

(Solo lo que es el epílogo, aparte la canción está cortada…)

Quién

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 01 Nov, 2008 by shadark

Fuera llueve. En mi habitación, el calor se mantiene como por arte de magia. Es física, lo sé, pero aún así no deja de ser asombroso la facilidad para que las cosas sean como tienen que ser.

Mañana me levanto, como todos los días. Para hacer cosas que puede que ya haya hecho o no.

La pregunta que hoy me lleva de nuevo hasta este refugio es: ¿Quién soy yo? (Véase canción, por si alguien la suele obviar, de los pocos que se pasan por aquí).

¿Qué es lo que me diferencia del resto? Sí, hay un montón de diferencias (algunas aparecerán pronto en mi teoría sin desarrollar que tengo que escribir), pero siempre acabamos siendo todos indefectiblemente humanos.

¿Quiénes sois? ¿Quiénes somos? Puede que nuestro propio conocimiento sea insuficiente para contestar a esa pregunta. Como una hormiga no puede definirse como hormiga, ni tener conciencia de su existencia, quizás, aunque nosotros pensemos que sí podemos hacerlo… ¿quién nos dice que no estamos equivocados? ¿Que todos los conceptos sobre nuestras propias vidas son irreales? Nadie lo sabe, y puede que nadie lo sepa nunca.

Solo nos queda la espera.


Pero, ¿quién llegará?

¿Algo?

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 23 Oct, 2008 by shadark

Aquí tiene que ir algo. Por fuerza, algo con sentido. Pero ahora mismo no consigo hallarlo. Más que nada, porque las palabras pasan por mi cabeza sin sentido, como moscas revoloteando alrededor de algo banal.

¿Haré una crítica? ¿Una reflexión? ¿Una paranoia? ¿Quizás algo nuevo, extraordinario y esplendoroso? Lo siento, no puedo decíroslo.

Hablaré un poco sobre mi vida. Puede que vuelva a retomar mi novela, estoy volviendo a oír música de hace mucho tiempo…

En fin, decir eso era mi objetivo. Descansad, habitantes de este pequeño mundo, en especial los que os paséis por este pequeño rinconcito mío para compartir mis ideas. Estéis de acuerdo o no, os deseo vida. Cómo la paséis, depende únicamente de vosotros.

Aprovechadla.

Y no paréis.

Raíces (“El jardinero”, segunda parte)

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 06 Oct, 2008 by shadark

El Origen

Sueños. Buenos y malos. Nos hacen ver, pensar, recordar, sentir. Hoy no he llorado, pero he sufrido. Recordarte de nuevo me ha hecho feliz y desdichado.

Un origen, una raíz.

Sigo siendo Greendar. Mal que me pese, aún estoy ahí. Lo difícil de entender es por qué aún estás ahí. Rosa.

Te había olvidado. Podía permitirme de vez en cuando recordarte vagamente por algún asunto de cierta importancia. Puede que algún día te hubiera rememorado de manera más especial, pero tampoco sin involucrarme demasiado.

Pero vuelves. Vuelves a aparecer en mis sueños, ya no en mi vida. No sé si te he perdido, quiero creer que sí, quiero creer que no. Si te pierdo, volverás, pero ya será demasiado tarde para ambos. Siempre en los sueños, nunca en la realidad.

¿Y si no te he perdido? Si estás, hazme una señal. Deberé algún día de decirte lo que realmente (creo que) siento. Para nada, tal vez. Pero sentiré que es lo acertado en ese momento. Más dolor, más alegría, todo podrá suceder. Pero por lo menos me habré liberado.

Rosa del azabache, con hadas que siguen revoloteando. Ya no alcanzo a verte con la mirada, pero sí con el pensamiento. ¿Llegaré algún día a volverte a contemplar en todo tu esplendor, a poder regar tu tierra con mis lágrimas? ¿O se perderán en el torrente de la vida? Déjame estar a tu lado, saboreando la tierra, degustando su frescor… aunque solo sea por última vez. No puedo soportar más esta distancia.

Nunca pude decírtelo, ¿sabes? Pero me habría gustado ser uno solo contigo. Tengo aún tu espina clavada, como un trofeo. Muchos ya la han visto, pero no me importa. Lo que más me duele es que el resto de las que se me han clavado solo han sido imaginarias. ¡Clávame, y moriré feliz! De otro modo solo podré ser un alma en pena hasta que el sol se apague.