Archivo para dolor

Ella

Posted in Gente, Reflexiones with tags , , , on 05 Feb, 2012 by shadark

Difícil de definir, así es ella. Podría definirla solo con buenos adjetivos, pero estaría mintiendo. Ella sabe que la quiero con locura, pero todo el mundo (como yo) tiene su lado oscuro.

 

Así es ella. Un rayo de luz en mitad de la oscuridad. Un atisbo de sombra en medio de un mar de luz. La fuerza que hace que me levante todas las mañanas y a la que más temo cuando tira de mi hacia atrás. Temo la caída tanto como amo el camino que recorro junto a ella.

 

Como la brisa que mece el paisaje, pero que puede convertirse en un tifón; así es ella. O apagarse tanto que no se sepa si respiro aire o no estoy respirando en absoluto. Cuando se apaga, la penumbra cae sobre el universo. Cuando brilla, se apaga toda la oscuridad.

 

Tengo miedo de sus odios,  y tengo odio a sus miedos. Desearía que fuésemos perfectos, pero en lugar de eso… algo nos hizo humanos. Es la bendición y la maldición que deberemos soportar hasta el fin de los días. Una carga dulce, un alivio amargo. Mil soluciones que no funcionan para un único problema, y mil problemas que se arreglan con una sola solución. Hay de todo y siempre habrá de todo. Si no, nos quedaría la aburrida monotonía del devenir del tiempo.

 

Escribo sobre ella porque no sé qué decir sobre ella. Podría escribir palabras, pero seguramente ya las ha leído (oído) muchas veces. En lugar de escribir palabras, describo mi mente. No le abro mi corazón puesto que ya es suyo y ya sabe lo que siente, sino que le hago partícipe de mis pensamientos. De mi propia identidad, puesto que los sentimientos los conoce y son recíprocos.

 

Me gustaría escribir para poder quebrar la maldición, pero sé que no podré romper los eslabones (quizás, solo quizás, aflojarlos) aunque escriba el libro más largo del mundo. Tolerancia al remedio, podría ser. Dosis insuficiente, también. Remedio equivocado, también. Quizás sea que el remedio adecuado en la dosis adecuada sea con una dosis grande y pequeña, durante mucho y poco tiempo y con ese remedio pero también con otros. Y eso es imposible.

 

Pero el parásito sigue dentro de ella. Por mucho que explore su cuerpo, no consigo encontrarlo. Si consiguiese encontrarlo, podría intentar sacarlo aunque eso significase hacerle daño para abrirle la piel (lo hice) pero nunca lo he conseguido quitar por completo. Y eso es lo que no me deja dormir por las noches. Lo que hace que no me levante por las mañanas. Lo que consigue que no respire cuando estoy intranquilo y lo que hace que mi mente se corrompa a si misma tratando de encontrar la respuesta que puede que no exista, después de todo.

 

Es ella. Dolida, angustiada, risueña, alegre, terca, feliz, deprimida, triste, contenta, irritada, somnolienta, cansada, dormida, despierta. Todo eso es ella. Todas las alegrías y toda la tristeza, también es ella. Mi mayor aliada y mi mayor enemiga. La única persona a la que aprecio tanto como le tengo miedo. La que más bien me puede hacer, pero con la que más mal puedo sufrir.

 

Así es ella. Y por todo eso es por lo que la amo con locura, y la amaré hasta que entremos en el claro al final de la senda.

Raíces (“El jardinero”, segunda parte)

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 06 Oct, 2008 by shadark

El Origen

Sueños. Buenos y malos. Nos hacen ver, pensar, recordar, sentir. Hoy no he llorado, pero he sufrido. Recordarte de nuevo me ha hecho feliz y desdichado.

Un origen, una raíz.

Sigo siendo Greendar. Mal que me pese, aún estoy ahí. Lo difícil de entender es por qué aún estás ahí. Rosa.

Te había olvidado. Podía permitirme de vez en cuando recordarte vagamente por algún asunto de cierta importancia. Puede que algún día te hubiera rememorado de manera más especial, pero tampoco sin involucrarme demasiado.

Pero vuelves. Vuelves a aparecer en mis sueños, ya no en mi vida. No sé si te he perdido, quiero creer que sí, quiero creer que no. Si te pierdo, volverás, pero ya será demasiado tarde para ambos. Siempre en los sueños, nunca en la realidad.

¿Y si no te he perdido? Si estás, hazme una señal. Deberé algún día de decirte lo que realmente (creo que) siento. Para nada, tal vez. Pero sentiré que es lo acertado en ese momento. Más dolor, más alegría, todo podrá suceder. Pero por lo menos me habré liberado.

Rosa del azabache, con hadas que siguen revoloteando. Ya no alcanzo a verte con la mirada, pero sí con el pensamiento. ¿Llegaré algún día a volverte a contemplar en todo tu esplendor, a poder regar tu tierra con mis lágrimas? ¿O se perderán en el torrente de la vida? Déjame estar a tu lado, saboreando la tierra, degustando su frescor… aunque solo sea por última vez. No puedo soportar más esta distancia.

Nunca pude decírtelo, ¿sabes? Pero me habría gustado ser uno solo contigo. Tengo aún tu espina clavada, como un trofeo. Muchos ya la han visto, pero no me importa. Lo que más me duele es que el resto de las que se me han clavado solo han sido imaginarias. ¡Clávame, y moriré feliz! De otro modo solo podré ser un alma en pena hasta que el sol se apague.

Ignorancia, desinformación y para-noias varias anteriormente (para-variar) (es un chiste esto del paréntesis anterior)

Posted in Paranoias with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 18 Sep, 2008 by shadark
And now it’s “you know who”
I got the “you know what”
I stick it “you know where”
You know why, you don’t care.


¿Queda algo más que decir? Parece que no, lo de que “os den” ya está muy visto, pero no puedo desearos otra cosa. Como leí una vez en un libro, sabia frase: “Que viváis muchos años, pero no con buena salud“.

Autocita de algún sitio: El dolor es muerte, la vida es dolor, el amor es vida, la muerte es sufrimiento, el sufrimiento es amor.

Exactamente, he mentido en unas cuantas palabras de esa frase. A ver si adivináis cuáles.

Grotesco, ¿no es cierto? Pero qué se le va a hacer, si este mundo es tan mierdas que toda la gente está deseando que acabe. O al menos así me lo parece, están más obsesionados por mirar en qué año se acabará el mundo que en regar las plantas. ¿Es que nadie va a pensar en las plantas?

NO, NO ES UN BLOG ECOLOGISTA. ES UN BLOG REAL, VERDADERO, DONDE LAS COSAS SE LLAMAN POR SU NOMBRE Y LAS TARTAS SON REDONDAS, LA TORTILLA LLEVA PATATA Y LA MAYONESA SALMONELOSIS (o como quiera escribirse, tampoco soy biólogo, refiérase al segundo enunciado de este párrafo, si es usted tan amable de retroceder su mirada unas cuantas líneas, aunque no tengo la más remota idea de cuántas líneas serán, ya que este mierda editor es distinto del aspecto futuro real del artículo del blog)

Casi, casi consigo recordar quién era antes de la desinformación. La información es poder, el poder es poder. Todo el mundo quiere poder. Yo quiero poder, pero estoy desinformado. La desinformación es el auténtico CÁNCER que afecta a este mundo, ni el hambre, ni las ganas de comer. Maldita información, panacea real de la medicina.

El mejor remedio para la desinformación… la IGNORANCIA COMPLETA DE CUALQUIER DATO QUE PODAMOS LLEGAR A OBTENER. Si no conocemos nada, no podemos quejarnos de que no lo conocemos. El peor daño que nos pueden hacer es darnos el hueso para lamerlo y luego quitárnoslo sin llegar a roerlo. Podría robarlo, podría morder al amo para cogerlo, podría quedarme sin hueso. Pero como soy una hermosíiiiiisima persona, mi maldita educación (también véase asquerosas normas sociales) me impide hacer las 2 primeras.

Para que veáis, la sociedad nos hace reprimirnos. Seguro que algún filósofo lo dijo ya, tipo Freud o alguien así. Bueno, que conste que no lo sé, pero tras cortos años de deliberaciones he llegado a esa conclusión.
No a la represión podría ser un buen grito de guerra.

Pero no grito, que es de noche y los vecinos se pueden molestar.

Hasta otra ocasión.

P.D: MUERTE.

(¿Lo había

comentado

ya?)