Ayer, hoy

AYER

HOY

¿Cómo debería sentirme mañana? ¿En qué momento mi vida ha experimentado un cambio tan radical como para poder pasar de oir una canción a oir otra? Quizás sean los recuerdos de la segunda… la nostalgia puede ser tan dañina y benigna a la vez como un antibiótico.

Mañana, posiblemente oiga otra canción distinta, o me dedique a escuchar una y otra vez la misma. De cualquier forma, seguiré viviendo.

O al menos esa es la teoría.

Hago una pequeña mención a esta también, gracias:

(Solo lo que es el epílogo, aparte la canción está cortada…)

Anuncios

Una respuesta to “Ayer, hoy”

  1. La mejor “canción”:

    EL AMOR

    “Si yo hablo en lenguas de hombres y de Ángeles, pero no tengo Amor no soy mas que un tambor que resuena o un platillo que hace ruido. Si comunico mensajes recibidos de Dios, y conozco todas las cosas secretas, y tengo toda clase de conocimientos, y tengo toda la fe necesaria para quitar los cerros de su lugar, pero no tengo Amor, no soy nada.

    Si reparto todo lo que tengo, y si entrego hasta mi propio cuerpo para ser quemado, pero no tengo Amor de nada me sirve. El que tiene Amor, tiene paciencia, es bondadoso y no envidioso; no es presumido ni orgulloso. No es grosero ni egoísta, no se enoja ni es rencoroso. No se alegra del pecado del otro, sino de la verdad. Todo lo soporta con confianza, esperanza y paciencia.

    El Amor nunca muere. Vendrá el tiempo en que ya no se tendrá que comunicar mensajes recibidos ni se necesitara el conocimiento. Pues conocemos solamente en parte, y en parte comunicamos el mensaje divino; pero cuando conozcamos en forma completa, lo que es en parte desaparecerá.

    Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como niño, pero cuando ya fui un hombre deje atrás las cosas de niños. De la misma manera, ahora vemos las cosas en una forma confusa, como reflejos borrosos en un espejo; pero entonces las veremos con toda claridad.

    Ahora solamente conozco en parte, pero entonces voy a conocer completamente, como Dios me conoce a mi. Asi pues, la Fe, la Esperanza y el Amor duran para siempre; pero el mayor de estos tres es el Amor.”
    ______________________

    San Pablo, Primera carta a los Corintios, capitulo 13.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: